Ataques de pánico y ansiedad relacionados con bajos niveles de hierro y vitamina B





El mantenimiento de niveles adecuados de hierro en tu cuerpo es importante porque transporta oxígeno a través del torrente sanguíneo. La mayoría de las personas obtienen suficiente hierro a través de su dieta, pero si tienes algún tipo de deficiencia, tu cuerpo puede tener dificultades para absorber el hierro de los alimentos. Un posible efecto de tener un recuento bajo de hierro es el desarrollo de problemas psicológicos.


Ansiedad

La ansiedad es un problema psicológico que se deriva de los niveles bajos de hierro. Si esto te ocurre, podría desencadenar los síntomas de pánico, lo que lleva a un ataque de pánico. Los síntomas incluyen sentimientos de miedo, miedo a morir, opresión en el pecho, dolor de cabeza, miedo a desmayarse, asfixia, debilidad muscular, insomnio y alteraciones visuales. En algunos casos, los niveles bajos de hierro pueden conducir a latidos irregulares del corazón o arritmias, señala el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre. Una frecuencia cardíaca rápida o irregular puede desencadenar un ataque de pánico, especialmente si piensas que podría conducir a un ataque al corazón o insuficiencia cardíaca. Una vez que tus niveles de hierro se ponen en un rango normal, los ritmos cardíacos irregulares y signos de pánico disminuyen.



Depresión

Si tienes algún tipo de deficiencia de hierro, uno de los síntomas psicológicos puede ser la depresión. Mientras que una deficiencia de hierro puede no ser la única causa de la depresión, puede causar síntomas similares, como la falta de apetito, irritabilidad, fatiga extrema, dolores de cabeza y cambios de humor, explica MayoClinic.com. Tener una amplia gama de síntomas, sobre todo antes del diagnóstico, puede ser preocupante y llevar a sentimientos de tristeza, impotencia y depresión.



Perturbaciones mentales

Hay ciertos trastornos mentales que pueden surgir si tu recuento de hierro es bajo. El Consejo Nacional de la Anemia explica que puedes sentir mareos, lo que puede hacer que te sientas como si la habitación estuviera girando o fuera de balance. Los sentimientos de inseguridad pueden provocar paranoia y la enfermedad del movimiento, por lo que no podrás completar las tareas promedio. También puedes tener falta de memoria, dificultad para concentrarte en las tareas a mano, así como dificultades para realizar tareas mentales sencillas como leer, completar proyectos y mantener la concentración en los demás a tu alrededor.



Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas se presenta cuando comienzas a experimentar sensaciones desagradables en las piernas, como tirar, arrastrar, palpitar, gatear y, a veces un punzante dolor que se produce sobre todo en reposo. El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares explica que la deficiencia de hierro puede provocar esta condición. Con el tiempo, el síndrome de piernas inquietas puede desencadenar problemas psicológicos como insomnio, estrés y ansiedad por ir a dormir y descansar lo suficiente.



 Ataques de pánico

Los ataques de pánico son eventos atemorizantes que aparentemente surgen de la nada. Naturalmente, si tienes un ataque de pánico, lo primero que quieres hacer es encontrar la razón, de manera que puedas evitar estos ataques en el futuro. Una deficiencia de vitamina B-12 es una de las razones por la que las personas puedan tener ataques de pánico. Agregar B-12 a tu dieta para ver si eliminas los ataques de pánico no te hará daño y sólo puede beneficiar a tu salud en general.



Síntomas de deficiencia de B

Una deficiencia de vitamina B puede resultar en una variedad de efectos adversos. Dificultad para respirar, nerviosismo, diarrea y sensación de entumecimiento y hormigueo de las extremidades son algunos de los síntomas que puedes experimentar. Dado que los síntomas son similares a los de un ataque de pánico, tal vez sea difícil determinar si tienes un ataque. Cuando tienes un ataque de pánico, podrías hiperventilarte, lo que puede dar lugar a una sensación de no poder respirar profundamente y entumecimiento y hormigueo en las manos y pies. El pánico también pueden causar la aparición de diarrea. Ten en cuenta que algunos de los síntomas de un ataque de pánico, como latidos acelerados del corazón, dolor de pecho, sudoración y náuseas, no son síntomas de una deficiencia de B.


Salud mental y vitamina B.

Un estudio publicado en el "American Journal of Psychiatry" en el 2000 encontró que las mujeres con deficiencia de vitamina B tienen más del doble de probabilidades de experimentar depresión que las mujeres que no tienen deficiencia de este nutriente. La depresión puede conducir al desarrollo de los ataques de pánico. Las personas que no sufren de depresión también pueden desarrollar ataques de pánico como consecuencia de la deficiencia de B , sin embargo. La B es una vitamina que es esencial para una buena salud mental.


Maneras de mejorar la ansiedad.

Aunque una deficiencia de vitamina B puede predisponer al desarrollo de los ataques de pánico, esto puede no ser la causa. Los ataques de pánico pueden ser provocados por una serie de factores, incluyendo fobias, períodos prolongados de estrés y estimulantes tales como la cafeína. Si tomas suplementos de B y esto no disminuye tu ansiedad, prueba otras maneras de abordar el problema. La terapia cognitiva-conductual, la meditación, los ejercicios de respiración profunda y la actividad física pueden ayudar a reducir o eliminar los ataques de pánico. Come comidas compuestas por alimentos integrales, incluyendo muchas verduras. Elimina el azúcar y otros alimentos procesados, que pueden estresar a tu cuerpo, lo que contribuye al desarrollo de ataques de pánico.

SIEMPRE ACONSEJAMOS RECURRIR A LOS ALIMENTOS NATURALES PARA NUTRIRSE DE LAS VITAMINAS Y MINERALES NECESARIOS:

Las fuentes alimenticias de las vitaminas del complejo B son:

Vitamina B1

La vitamina B1, también llamada tiamina, se encuentra en los cereales de grano entero, pan, vegetales de hoja verde, legumbres, maíz dulce, arroz integral, frutas y levadura. La tiamina se absorbe a través de los intestinos.
Esta vitamina está presente en las sandías. Las sandías también contienen vitamina B3 y B6, así que consumir sandías puede ser una excelente forma de recibir una abundante cantidad de vitaminas del grupo B al mismo tiempo.

Vitamina B2

La vitamina B2, también llamada riboflavina, se encuentra en los productos de grano entero y los guisantes. La deficiencia de riboflavina puede causar trastornos de la piel, anemia, los ojos sensibles a la luz, y la inflamación del revestimiento de tejido blando alrededor de la boca y la nariz.
El kiwi es rico en vitamina B2

Vitamina B3

La vitamina B3, también llamada niacina, se encuentra en alimentos ricos en proteínas. Los alimentos ricos en proteínas más comunes son: levadura de cerveza, legumbres, patatas y cacahuetes.
La vitamina B3 se puede encontrar en los duraznos, los plátanos y los melones .

Vitamina B5

La vitamina B5, también llamada Ácido pantoténico, se encuentra en las legumbres y los cereales de grano entero.
Los plátanos y las naranjas aportan vitamina B5 y juntos forman una sabrosa combinación para los batidos de frutas.

Vitamina B6

La vitamina B6, también llamada piridoxina, se puede encontrar en muchos alimentos. Algunos de los alimentos que lo contienen son: h arroz integral,  germen de trigo, cereales integrales, y la soja. La deficiencia de piridoxina es rara, sin embargo, ocurre a menudo en los alcohólicos provocando trastornos de la piel, trastornos del sistema nervioso, confusión, mala coordinación e insomnio.
Las sandías y los plátanos contienen altos niveles de vitamina B6 y son una fuente de energía ideal para el verano.


Vitamina B9

La vitamina B9, también llamada ácido fólico, se encuentra en muchos alimentos, incluyendo la levadura,  verduras verdes y cereales integrales. Las mujeres que están embarazadas tienen una mayor necesidad de ácido fólico.
Puedes encontrar vitamina B9 en moras y fresas. Estas frutas también son ricas en vitamina C.

Vitamina B12

La vitamina B12 es necesaria para procesar los carbohidratos, proteínas y grasas.
Se puede encontrar vitamina B12 en alimentos vegetales como la levadura de cerveza, algas, hongos comestibles, germen de trigo y soja.


ALIMENTOS CON HIERRO:

BUENAS COMBINACIONES:

*  lentejas o arvejas y si se le agrega cebolla mucho mejor.

* jugo de remolacha  pomelo rojo.


*Sopa de ajo. Para elaborarla se machacan un poco seis ajos y se fríen en 1/2 vaso de aceite. Cuando se han dorado un poco se le añade dos rebanadas del pan duro y, por último, el 1/2 cucharada de pimentón, ya fuera del fuego para que no se queme. En seguida se le agrega el agua y se deja hervir una media hora a fuego lento.


*La calabaza junto con una manzana picada, las pasas de corinto y los orejones. Se hierve en agua durante 15 minutos hasta que se logra una papilla, que se irá aplastando con un tenedor. El agua se ha de evaporar y el puré quedará espeso

*Jugo que contenga zanahoria, rábanos, nabo y berro los cuales se licúan.

 *Verter en una licuadora, previamente lavado y picado, 3 hojas de acelga, 2 hojas de berros, 10 almendras, 1 vaso con leche de soya, 2 cucharadas de avena y el jugo de un limón. Licuar por unos instantes .

*Lavar un puñado de uvas oscuras y dos ramas de perejil. Colocar en la licuadora en conjunto con un vaso de agua. Licuar hasta obtener un jugo.

*Quitar los centros a varias peras y membrillos maduros antes de cortarlos y colocarlos en una licuadora junto con 3 tazas de jugo de zanahoria. Mezclar durante varios minutos a velocidad media.

*Tomar un poco de jugo de piña mezclado con agua y endulzado con unas gotas de miel después de cada comida. Este jugo de piña facilita la absorción de hierro.

*Colocar en una licuadora 1/2 remolacha o betabel picado, 1 zanahoria picada, 1 tomate en cuartos, 1 tallo de apio picado, 3 hojas de espinaca, 2 ramita de berros, 1 ramita de perejil, 2 hojas de lechuga y el jugo de 1 limón y licuar junto con un poco de agua. Luego de unos instantes, detener la licuadora y tomar al instante.
*Consumir 2 cucharadas de copos de levadura de cerveza al día. Es rica en vitaminas del complejo B y fuente de hierro

*Consumir algas chlorella y espirulina en ensaladas. Éstas son muy equilibradas en nutrientes, entre ellos ácido fólico, vitamina B12 y hierro, todos necesarios para la correcta formación de los glóbulos rojos. La chlorella además tiene factores de crecimiento que estimulan la formación de la sangre.


Consumir alimentos ricos en hierro como fresas, melocotones, ciruelas pasas, bananas, cerezas, aguacates, higos secos y manzanas.

Consumir alimentos ricos en vitamina C como frutas cítricas (naranjas, limones, toronjas, etc.) y frambuesas, fresas, kiwi, etc., ya que incrementan la absorción del hierro


Ingerir alimentos ricos en ácido fólico (vitamina B9).como el brócoli, el plátano y las hojas de color verde oscuro. Éste es vital para la formación de los glóbulos rojos en la médula ósea.





http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario