Consejos Para Combatir La Diabetes

-



--Evite La Sal. Reduzca el consumo de sal, en su lugar puede sustituirla por especias y hierbas aromáticas.
--- Evite el Consumo De Carne. Evite los alimentos que contienen azúcar. Consuma barras de cereales sin azúcar y galletitas que se venden en las dietéticas. Remplace los dulces por el consumo de frutas. Consuma alimentos con fibras solubles, verduras, avena y frutas. No consuma alcohol porque perjudica la manera en que el organismo regula la producción de azúcar.
Beba mucha agua. Lo ideal es que consuma un mínimo de tres litros de agua al día.
La clave para combatir la diabetes es la buena alimentación y la misma no sólo reside en los alimentos, sino que además es significativo saber cuánto, cuándo y qué tipo de alimentos debe consumir. La dieta de cada individuo varía según el género, la naturaleza o el estilo de vida que lleva. Sin embargo, se recomienda consumir entre 1,400 y 2,000 calorías cada día incluyendo todos los tipos de alimentos.

---Frutas, Carbohidratos Y Verdura. Este grupo de alimentos deben componer entre el 40 y el 60 % de los alimentos que usted ingiera a diario. Lo sobresalientes que usted elija los granos enteros, cereales con fibras, pan integral, frutas frescas y vegetales, y evite los alimentos procesados. Es recomendable consumir entre cada comida dos o tres raciones de carbohidratos complejos (pastas, cereales y pan), una o dos de fruta y una o dos de verdura.

---Grasas Y Azúcares. Lo ideal es que restrinja el consumo de estos alimentos. También algunos estudios recomiendan  evitar consumir edulcorantes artificiales ya que estos elevarían los niveles de glucosa en sangre.
Por otra parte, el consumo frecuente de esta grupo de alimentos puede traer riesgos para su salud.
Conviene usar como endulzante, hojas frescas de Stevia.Esta plantita no debería faltar en la casa de ninguna persona que padezca diabetes.


Resultado de imagen para stevia

---Acompañe La Dieta Con Actividad Física. Para los diabéticos la actividad física es muy importante, tan importante como alimentarse bien. Asimismo el ejercicio debe estar adecuado al plan de alimentación que siga, de este modo la práctica habitual de ejercicios lo ayudará a disminuir el nivel de azúcar en sangre.



---Alpiste. El alpiste a pesar de ser una planta herbácea que se suele utilizar como alimento de las aves domésticas, también aporta grandes beneficios para las personas con diabetes. La manera de consumir el alpiste sería dejando unas cinco cucharadas del mismo en remojo durante la noche y; al día siguiente, licuar el alpiste remojado con un litro y medio de agua, bebiendo esta preparación a lo largo del día.

---Cereales. Consuma cereales, preferentemente integrales. Evite los bizcochos, magdalenas y galletas dulces.


---Vegetales Y Frutas. Consuma a diario frutas y hortalizas, tanto cocidas como crudas. Ingiera frutas frescas en vez de jugos de fruta. Evite la fruta en lata o en jarabes, los almíbares y confituras a excepción de las elaboradas explícitamente para diabéticos que son las que no contienen azúcar.Las frutas como manzanas y las peras frescas son bajas en carbohidratos. Coma muchas zanahorias, puede mezclarlas con espinacas frescas, judías verdes, rábanos yogures, quesos bajos en grasa, panes integrales, etc.


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

HERNIA DE DISCO Y LAS EMOCIONES.






La columna vertebral está compuesta por treinta y tres vértebras y su flexibilidad se debe a la interposición, entre una vértebra y otra, de un disco en forma de lente biconvexa, llamado disco invertebral. Cuando uno de estos discos se disloca afecta de inmediato a la flexibilidad de la columna y, con frecuencia, obliga al sujeto a permanecer inmóvil. En general, el dolor es bastante intenso.
A menudo se utiliza la expresión envarada cuando una persona sufre de hernia discal. Este incidente le indica a quien lo sufre que sus pensamientos le envaran, le impiden avanzar en lo que había proyectado. Le cuesta trabajo tomar decisiones. Espera recibir más apoyo de la vida o de los demás antes de decidirse.
Si eres una de estas personas, te ayudaría adquirir el hábito de decidirte más rápido. Conviértete en tu propio apoyo en lugar de esperar el de los demás o que todas las circunstancias sean perfectas. Adquiere más confianza, arremete en línea recta hacia adelante, manteniéndote más flexible frente a tus límites. Concédete el derecho de vivir experiencias y de aprender viviéndolas. La palabra disco también se utiliza para designar el objeto en que se graban uno o varios estribillos. Quizás ha llegado el momento de que cambies el "estribillo" de tu vida.


Un disco es una estructura redonda y llana situada entre cada par de vértebras de la columna vertebral y rodeada de una sustancia similar a la jalea (algo como una gelatina) que sirve para amortiguar. En una hernia discal, la presión viniendo de una o varias vértebras comprime esta masa gelatinosa y la hace salir, reduciendo el efecto amortiguador y creando dolor en los nervios vecinos. En una hernia discal, además de lo que significa una hernia, hay una soltura anormal de los líquidos, implicando, desde un punto de vista metafísico, las emociones. Hay también dolor en los nervios, implicando la energía mental y la culpabilidad. Todo esto indica un profundo conflicto afectando todos los aspectos de mi ser. En la situación de la hernia discal, la palabra clave aquí es presión. Puedo sentirla al nivel de mis responsabilidades familiares, financieras, de mi trabajo, etc. Es como si ejerciera una presión sobre mí - mismo sobrepasando mis límites, tomándome por alguna otra persona. Esta presión puede venir de mí, de los demás o de algún otro sitio. Tengo la sensación de estar solo en la vida y de no tener ningún apoyo, dudando en confesarlo a los demás y, sobre todo, a mí - mismo.  Lo cual me da la sensación de estar preso e indeciso. Es importante que me refiera a la parte afectada de la espina dorsal para comprender mejor lo que me pasa. Ahora me siento sostenido por la vida. Me libero de cualquier culpabilidad o presión; Me amo tal como soy. Hago lo mejor que sé y dejo el resto a Dios.

Diccionario de Enfermedades Emocionales.



http://saikualternativo.blogspot.com.ar/


SANA TU CUERPO DESDE TU INTERIOR.







Esta tabla que se da a continuación, se basa en la premisa que toda
enfermedad es la consecuencia de un desequilibrio emocional.

Trabajando sobre ello, logramos la Cura desde el interior de nosotros mismos.






Busca tu dolencia alfabéticamente :

SÍNTOMAS Y CAUSAS QUE LOS ORIGINAN

Aparato genital: Sexualidad
Aborto espontáneo: Miedo del futuro. Programación inoportuna
Accidentes: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad.
Achaques: Ansia de amor. Deseos de ser abrazado.
Acné: No aceptación de uno mismo. No gustarse.
Addison, enfermedad de: Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo.
Adicciones: Enfado por tomar decisiones equivocadas.
Alcoholismo: Sensación de futilidad, culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo.
Alergias: ¿Alérgico a quien?. Negación del propio poder.
Aliento desagradable: Rabia e ideas de venganza. Experiencias que respaldan.
Alzheimer, enfermedad de: Negarse a enfrentarse a la vida. Desesperanza y desamparo.
Amenorrea: Deseos de no ser mujer. No gustarse.
Amigdalitis: Miedo, emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
Amnesia: Miedo. Huida de la vida. Incapacidad de defenderse.
Ampollas: Resistencia. Falta de protección emocional.
Anemia: Actitud de “si, pero”. Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente.
Anginas: Falta de confianza en el proceso de la vida.
Ano: Zona de liberación de deseos.
– Absceso: Cólera relacionada con aquello que no se quiere soltar.
– Comezón o prurito: Culpa por el pasado. Remordimiento
– Dolor: Culpa. Deseo de castigo. “No valgo”.
– Fístula: Liberación incompleta de desechos. Aferrarse a las basuras del pasado.
Anorexia: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo.
Apatía: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.
Apendicitis: Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.
Apetito, pérdida del: Protección del yo. Desconfianza de la vida.
Apetito excesivo: Necesidad de protección. Juzgar las emociones.
Arañazos: Sensación de que la vida es una estafa, de que la vida desgarra.
Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida
Arterias: Portadoras del júbilo de la vida.
Articulaciones: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que se realizan.
Artritis: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento.
– Artritis reumatoides: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado.
Asfixia, ataques de: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.
Asma: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.
Asma en los niños y bebés: Temor a la vida. Deseo de no estar aquí.
Astigmatismo: Problemas con el “yo”. Temor a verse realmente.
Boca: Apertura.
Bazo: Obsesión. Tendencia a abandonarse.
Biliares, cálculos: Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo.
Boca: Representa la incorporación de nuevas idas y sustento.
– Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.
– Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.
Bocio: Odio por haber sido agraviado. Víctima. Sentimiento de frustración, de insatisfacción.
Brazos: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.
Bronquitis: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.
Bulimia: Terror desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.
Cabello: Libertad, poder
Cabeza, dolores de: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo
Caderas: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar.
– Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia donde avanzar.
Calambres: Tensión y miedo. Aferramiento, sujeción.
Callos: Zonas de pensamientos endurecidas; aferramiento terco al dolor del pasado.
Callosidades: Conceptos e ideas endurecidas. Miedo solidificado.
Calvicie: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en el proceso de la vida.
Canas: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.
Cáncer: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.
Cansancio, fatiga: Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace.
Cara: Representa lo que mostramos al mundo.
Cataratas: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío.
Celulitis: Cólera acumulada y autocastigo.
Cerebro: Representa el ordenador, el teclado.
– Tumor: Información incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar viejas pautas.
Cerebrovascular, accidente: Rendición. Resistencia. “Antes morir que cambiar”. Rechazo a la vida.
Ciática: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro.
Cifosis o joroba: Incapacidad para fluir con la Vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida. Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones.
Circulación: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas.
Codos: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.
Colesterol: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría.
Cólicos: Irritación mental, impaciencia. Molestia por el entorno.
Colitis: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.
Colon, mucosidades en el: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de la eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.
Colon irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.
Columna: Apoyo flexible de la vida.
Coma: Miedo. Intento de escapar de alguien o algo.
Conjuntivitis: Enfado y frustración por lo que se ve en la vida.
Convulsiones, ataques: Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.
Corazón: Capacidad afectiva. Representa el centro del amor y la seguridad.
– Ataque: (infarto de miocardio): por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
– Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.
Cuello: (vértebras cervicales): Representa la flexibilidad; la capacidad de ver lo que hay detrás.
– Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad, inflexibilidad.
Cuerpo, lado derecho: Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, el padre. Cuerpo, lado izquierdo: Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la madre.
Debilidad: Cansancio mental
Dedos: Detalles de la vida
Pulgar: El intelecto y la inquietud
Índice: El yo y el miedo
Medio: La cólera y la sexualidad
Anular: Las uniones y la aflicción
Meñique: La familia y la falsedad
Dedos artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.
Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.
Demencia: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.
Depresión: Enfado que no se tiene derecho a sentir.
Desmayos, desvanecimientos: Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.
Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.
Dientes: Representan las decisiones. Agresividad, vitalidad
– Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad de analizar las ideas para decidir.Distrofia muscular: “No vale la pena crecer”.
Dolor: Culpa.
Eccema: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.
Edema: ¿De qué o quien no quieres desprenderte?
Encías: Confianza.
Encías, problemas de: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida.
Encías sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.
Endometriosis: Inseguridad, decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar. Tendencia a culpar.
Enfermedad crónica: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.
Enfermedad incurable: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarla. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.
Enfermedades de la infancia: Fe en los calendarios, convenciones y leyes falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.
Enfermedades de transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.
Entumecimiento u hormigueo: Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.
Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.
Envejecimiento, problemas del: Convenciones sociales. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo del presente.
Envenenamiento por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.
Epilepsia: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Violencia contra uno mismo.
Equilibrio, pérdida del: Pensamiento disperso, descentrado.
Eructos: Tragarse la vida con demasiada rapidez.
Escalofríos: Contracción mental, alejamiento, retraimiento. Deseo de retirarse. “Déjenme en paz”.Esclerodermia: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.
Esclerosis lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valía. Negación del éxito.
Esclerosis múltiple: Rigidez mental, dureza de corazón, voluntad de hierro, inflexibilidad. Miedo.
Espalda: Representa el apoyo de la vida. Rectitud.
Parte superior, problemas: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la manifestación del amor.
Parte media, problemas: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.
Parte inferior, problemas: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.
Espada inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.
Espasmos: Tensión debida al miedo.
Espinilla (de la pierna), problemas: Ideales rotos. La espinilla representa el estilo de vida.
Esqueleto, problemas: Desmoronamiento de la estructura. Los huesos representan la estructura de la vida.
Esterilidad: Miedo y resistencia al proceso de la vida. O no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.
Estómago: Sensibilidad, aceptación, digiere las ideas.
Problemas: Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
Estrabismo convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.
Estrabismo divergente: Temor a mirar al presente, el aquí y el ahora.
Estreñimiento: Negativa a abandonar viejas ideas. Estancamiento en el pasado. A veces, mezquindad, tacañería.
Extremidades: Agilidad, flexibilidad, actividad.
Fibromas y quistes: Cultivo del rencor que se siente contra el novio o marido. Golpe para el yo femenino.
Fibrosis quística: Firme convicción de que la vida no te funcionará. “Pobre de mi”.
Fiebre: Cólera abrasadora.
Fístula: Bloqueo en el proceso de liberación.
Flebitis: Rabia y frustración. Culpar a otros de la limitación y la falta de alegría de la vida.
Frigidez: Negación del placer. Creer que la sexualidad es mala. Parejas sexuales insensibles. Temor al padre.
Furúnculo: Rabia que hierve. Furia.
Gangrena: Morbosidad mental. Pensamientos ponzoñosos que ahogan la alegría.
Garganta: Angustia.
Dolor, irritación: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse.
Nudo en la garganta: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida.
Problemas: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada. Negativa a cambiar.
Gastritis: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.
Genitales: Representan los principios masculino y femenino.
Problemas: preocupación por no sentirse valioso.
Glándulas: Representan las estaciones de abastecimiento. Son la actividad que se inicia.
Glandulares, problemas: Mala distribución de las ideas para organizarse y actuar. Autocontención.
Glaucoma: Necesidad de castigo por ser una mala persona.
Gota: Necesidad de dominar. Impaciencia, ira.
Gripe: Reacción ante creencias populares negativas. Miedo. Fe en las estadísticas.Hemorragias: Se marcha la alegría. Fastidio.
Hemorroides: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.
Hepatitis: Resistencia al cambio. Miedo, ira, odio. El hígado es la sede de la indignación y la rabia.
Heridas: Enfado con uno mismo y sentimiento de culpabilidad.
Hernia: Relaciones rotas. Tensiones, cargas. Expresión creativa incorrecta.
Hernia discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.
Herpes genital: Creencia popular en la culpa sexual y la necesidad de castigo. Escarmiento público. Fe en un Dios que castiga. Rechazo de los genitales.
Herpes labial: Enfado que carcome y temor de expresarlo.
Hígado: Valores morales, ideología. Sede de la rabia y de las acciones primitivas.
Problemas: Hábito de quejarse. Justificación de las críticas para autoengañarse. Sentirse mal.
Hinchazón: Bloqueo del pensamiento. Ideas atascadas, dolorosas.
Hiperactividad: Temor. Sensación de estar presionado y frenético.
Hipermetropía: Temor del presente.
Hipertiroidismo: Rabia por ser dejado de lado.
Hiperventilación: Miedo, resistencia al cambio. Desconfianza e el proceso de la vida.
Hombros: Representan la capacidad para llevar alegremente nuestras experiencias. Con nuestra actitud hacemos de la vida una carga.
Hongos, infecciones por: Creencias estancadas. Aferramiento al pasado. Negación de las propias necesidades. Falta de apoyo a uno mismo.
Huesos: Firmeza, disciplina
– Deformaciones: Tensión y presión mentales. Músculos que no se pueden estirar. Pérdida de movilidad mental.
– Fracturas: Rebelión contra la autoridad
Impotencia: Presión, tensión y culpa sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior. Miedo de la madre.
Incontinencia: Exceso emocional a rebosar. Años de represión de las emociones.
Indigestión: Miedo visceral, terror y angustia. Quejas y gruñidos.
Infección: Conflicto mental (duda), que se exterioriza en forma de infección (estudiar la parte del cuerpo afectada). ¡Toda decisión libera!
Inflamación: Irritación, enfado, fastidio.
Insomnio: Miedo a soltar el control consciente y abandonarse al inconsciente
Intestinos: Asimilación. Absorción. Eliminación fácil de desechos.
Problemas: temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita.
Intestino delgado: Reflexión, análisis
Intestino grueso: Inconsciente, avaricia.
Juanete: Falta de alegría ante las experiencias de la vida.
Laringitis: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.
Lengua: Representa la capacidad de saborear con alegría los placeres de la vida.
Lesiones: Enfado con uno mismo. Sentimiento de culpabilidad.
Leucemia: Inspiración brutalmente letal. ¿Para que…?
Linfáticos, problemas: Advertencia de que hay que volver a centrar la mente en lo esencial de la vida: el amor y la alegría.
Líquido, retención de: ¿Qué tiene miedo a perderse?
Llagas, irritaciones: Rabia sin expresar que se instala.
Llanto: las lágrimas son el río de la vida, y se derraman por alegría, tristeza o miedo.
Locura: Huida de la familia. Escapismo, retraimiento. Violenta separación de la vida.
Magulladuras: Los pequeños golpes de la vida. Autocastigo.
Malaria: Estado de desequilibrio con la naturaleza y con la vida.
Mamas: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento.
Problemas: Negativa a cuidar de sí misma. Posponerse siempre en favor de los demás.
Quistes, bultos, inflamación (mastitis): Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud autoritaria.
Manos: Sujetan y manejan. Aferran y sueltan. Pellizcan. Todas las formas de enfrentar las experiencias. Aprehensión, capacidad de manejo.
Mareo en barcos: Miedo a la muerte. Descontrol.
Mareo en coche: Miedo. Sensación de estar atrapado, cautivo.
Mareo al moverse: Miedo. Temor de no estar al mando.
Matriz: Entrega
Médula espinal: Representa las más profundas creencias sobre uno mismo. La forma de apoyarse y cuidarse.
Meningitis: Rabia contra la vida. Pensamientos inflamados.
Menopausia, problemas de la: Miedo a dejar de ser deseable. Rechazo de uno mismo. Miedo a envejecer. Sensación de valer muy poco.
Menstruación, problemas de la: Rechazo de la feminidad. Culpa, temor. Idea de que los genitales son algo sucio o pecaminoso.
Migraña: Aversión a ser manejado. Resistencia al fluir de la vida. temores sexuales. (La masturbación suele aliviarla).
Miopía: Miedo al futuro. Desconfianza en el porvenir.
Mordeduras: Cólera vuelta hacia adentro. Necesidad de castigo.
Muela del juicio impactada: Negarse el espacio mental para crearse una base firme.
Muerte: Representa abandonar este episodio de la película de la vida.
Mujer, problemas propios de la: Negación de una misma. Rechazo de la feminidad y del principio femenino.
Muñecas: Movimiento y soltura
Músculos: Movilidad, flexibilidad, actividad.
Nalgas: Representan el poder. Nalgas flácidas, pérdida de poder.
Nariz: Energía, orgullo, sexualidad
-Goteo continúo: Necesidad de ayuda. Llanto interior.
-Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. Ansia de amor.
-Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.
-Nariz cargada: Falta de autovaloración.
Náuseas: Rechazo de una idea o una experiencia.
Nervios: Representan la comunicación. Son informadores receptivos.
Nerviosa, crisis: Egocentrismo. Bloqueo de los canales de la comunicación.
Nerviosismo: Miedo, angustia, esfuerzo, precipitación. Desconfianza del proceso de la vida.
Neumonía: Desesperación. Cansancio de la vida. Heridas emocionales a las que no se permite curar.
Neuralgia: Castigo por una culpa. Angustia por la comunicación.
Nódulos: Represión, frustración y ego herido por motivos profesionales.
Obesidad: Sensibilidad exagerada. Necesidad de protección. Resistencia a perdonar.
– En los brazos: Rabia por falta de amor
– En las caderas: Terca cólera contra los padres
– En los muslos: Cólera desde la infancia. Suele ser contra el padre
– En el vientre: Rabia por falta de sustento
Oídos: Obediencia. Capacidad de escuchar y oír.
Dolor (otitis): Enfado. Deseo de no escuchar. Demasiado alboroto. Peleas entre los padres.
Ojos: Entendimiento. Capacidad de ver el pasado, presente y futuro.
Irritación: Rabia y frustración. Deseo de no ver.
Sequedad: Ojos furiosos. Negativa a mirar con amor. Antes morir que perdonar.
Olor corporal: Miedo. Disgusto consigo mismo. Despecho.
Orzuelo: Contemplación de la vida con ojos airados. Enfado con alguien.
Osteoporosis: Sensación de que ya no queda ningún apoyo en la vida.
Ovarios: Representan las cualidades creativas.
Páncreas: Representa la dulzura de la vida.
Pancreatitis: Rechazo. Enfado y frustración porque la vida parece haber perdido su dulzura.
Parálisis: Temor, terror. Huida de una situación o de una persona. Resistencia.
Parálisis agitante: Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
Parálisis cerebral: Necesidad de unir a la familia en un acto de amor.
Parálisis facial: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.
Parásitos: Entrega del poder a otras personas.
Parkinson, enfermedad de: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.
Pene: Energía.
Picaduras: Culpa por cosas pequeñas.
Pie de atleta: Frustración por no ser aceptado. Incapacidad de avanzar.
Piel: Protege nuestra individualidad. Órgano de los sentidos. Aislamiento, normas, contacto, delicadeza.
Problemas: Angustia, miedo. Antigua repugnancia encubierta. Sensación de amenaza.
Piernas: Nos hacen avanzar en la vida.
Problemas: Miedo al futuro. Deseo de no moverse.
Pies: Representan nuestra comprensión, firmeza, arraigo, modestia.
Problemas: Temor al futuro y miedo de no avanzar en la vida.
Piorrea: Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones. Personas indecisas.
Plexo solar: Reacciones viscerales. Centro del poder intuitivo.
Poliomielitis: Celos paralizantes. Deseo de detener a alguien.
Próstata: Representa el principio masculino.
Problemas: Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexual. Creencia en el envejecimiento.
Pulmones: Capacidad de inspirar y comprender la vida. Contacto, comunicación, libertad
Problemas: Depresión. Aflicción. Miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir plenamente.
Quemaduras: Rabia, furia que arde.
Quistes: La vieja y dolorosa película que se pasa una y otra vez. Agravios que se cultiva. Falsos tumores.
Rabia: Cólera. Fe en que la violencia es la respuesta.
Raquitismo: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.
Renales, cálculos: Terrones de enfado no disuelto.
Resfriados, catarros: Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión, desorden metal. Pequeños agravios. Creencia en los “tres resfriados cada invierno”.
Respiración: Representa la capacidad de inspirar la vida.
Problemas: Miedo o resistencia a aceptar la vida plenamente. Sensación de no tener derecho a ocupar espacio o a existir.
Reumatismo: Sentimiento de ser víctima. Falta de amor. Amargura crónica. Resentimiento.
Rigidez: Pensamientos rígidos y cerrados.
Riñones: Compañerismo. Crítica, decepción, fracaso. Vergüenza. Reacciones de niño pequeño.
Rodillas: Representan el orgullo y el yo. Modestia.
Problemas: Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.Ronquidos: Terca negativa a abandonar viejas pautas mentales
Sangre: Representa la alegría que recorre libremente el cuerpo. Vitalidad.
Coágulos: Obstrucción de la alegría de vivir.
Problemas: Falta de alegría. Las ideas no circulan.
Sarna: Pensamientos infectados. Permitir que otras personas nos acaparen el pensamiento.
Sarpullido: Irritación por los retrasos. Forma pueril de llamar la atención.
Senilidad: Regreso a la supuesta seguridad de la infancia. Exigencia de cuidados y atención. Forma de controlar a quienes nos rodean. Escapismo.
Sida: Sensación de indefensión y desesperanza. Firme convicción de no valer. Negación de uno mismo. Sentimiento de culpa por la sexualidad.
Sífilis: Entrega del poder y la eficacia.
Síndrome premenstrual: Confusión que domina. Entrega del poder a influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.
Sinusitis: Irritación contra una persona muy íntima.
Sobrepeso: Miedo, necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.
Somnolencia: Miedo a asumir las responsabilidades del día
Sordera: Rechazo, terquedad, aislamiento. ¿Qué es lo que no quieres escuchar?. “No me molesten.”
Suicidio: Visión de la vida en blanco y negro. Negativa a ver otra salida.
Suprarrenales, problemas de las: Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.
Tartamudez: Inseguridad. Incapacidad de expresar la propia personalidad. Prohibición de llorar.
Testículos: Principio masculino. Masculinidad.
Tétanos: Necesidad de liberar sentimientos de cólera enconada.
Tics, contracciones nerviosas: Miedo. Sensación de ser observado por los demás.
Timo: Glándula principal del sistema inmunológico. Cuando funciona mal: Sensación de ser atacado por la vida. “Desean hacerme daño.”
Tiroides: Humillación. ¿Nunca puedo hacer o que deseo?, ¿Cuándo llegará mi turno?.
Tobillos: Inflexibilidad y culpa. Los tobillos representan la capacidad de recibir placer.
– Torceduras: Ira y resistencia. No querer avanzar en cierta dirección en la vida.
Tortícolis: Tozudez inflexible.
Tos: Deseo de ladrarle al mundo, ¡Escúchenme!
Trombosis coronaria: Sensación de soledad y miedo. “No sirvo. No hago lo suficiente. Jamás lo lograré.”
Tuberculosis: Egoísmo que carcome. Posesividad. Pensamientos crueles. Deseo de venganza.
Tumores: Remordimientos. Viejas heridas y disgustos que siguen alimentado.
Úlceras: Miedo. Convicción de no valer lo suficiente.
Uñas: Representan protección. Agresividad.
Mordérselas: Frustración. Roerse a uno mismo. Despecho hacia uno de los padres.
Urinarias, infecciones: Fastidio, generalmente contra el sexo opuesto o contra la pareja. Tendencia a culpar.
Urticaria: Pequeños temores ocultos. Hacer una montaña de un grano de arena.
Útero: Sede de la creatividad.
Vaginitis: Enfado contra la pareja. Culpa sexual. Autocastigo.
Varicela: A la espera del siguiente problema o disgusto. Temor y tensión. Sensibilidad exagerada.
Varices: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargado y con exceso de trabajo.
Vegetaciones: Conflictos internos y discusiones familiares. Niño que se siente un estorbo.
Vejiga, problemas de: Angustia. Aferramiento a viejas ideas y creencias. Miedo a relajarse. Fastidio.
Verrugas: Pequeñas manifestaciones de odio. Creencia en la fealdad
Vértigo: Fuga y dispersión de pensamiento. Negativa a mirar.
Vesícula: Agresividad
Víricas, infecciones: Falta de alegría. Amargura.
Vitiligo: Sensación de estar fuera de ambiente, fuera de todo, de no pertenecer al grupo.
Vómitos: Violento rechazo de ideas. Temor a lo nuevo
Zumbidos: Negativa a escuchar. No oír la voz interior. Tozudez



Fuente: Louis L. Hay. Sana tu cuerpo.


EL TRABAJO CON LAS EMOCIONES SEGUN LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA




Nosotros los occidentales estamos acostumbrados a oir que algunas enfermedades mentales son polares, es decir transcurren entre dos polos y por eso llamamos Trastorno bipolar a una curiosa enfermedad ciclica conocida desde la antiguedad que se caracteriza por oscilaciones del humor que en los casos más intensos y graves tiene lugar desde la euforia (mania) hasta la melancolia (depresión), emociones que en nuestro modo de pensar son opuestas aunque no son las únicas como veremos a continuación.
Lo que desconocemos los occidentales es que esta enfermedad del ánimo – el trastorno bipolar- ya habia sido conceptualizada por la tradición médica china, aunque bien es cierto que en su modelo explicativo, la MTC no considera a esta la unica enfermedad polar, sino que como podemos ver en el esquema de más abajo existen cinco polaridades, es decir cinco modos de enfermar oscilantes entre emociones.
Tal y como puede verse en el esquema, a cada emoción corresponde un órgano y una viscera, un sabor, un color, un canal sensorial, una estación de año y un elemento (agua, madera, fuego, metal y tierra). En este modo de pensar cíclico, holistico, dinámico e integral, lo que enfermaria a un individuo seria el personal trasiego que hace con sus emociones, es decir la manera en que inhibe, agota, desplaza o nutre cada una de esas posiciones siguiendo las siguientes leyes que llamaremos las leyes de las cinco polaridades:

Ley de madre-hijo.

Significa que:
1.-Tierra nutre metal
2.-Metal nutre agua
3.- Agua nutre madera
4.-Madera nutre fuego
5.-Fuego nutre tierra
Y por el contrario
El hijo enferma (agota a la madre).
1.-Tierra apaga fuego
2.-Fuego consume madera
3.-Madera consume agua
4.-Agua consume metal
5.-Metal consume tierra.

Ley del abuelo-nieto.-

Si la madre y el hijo se relacionan directamente a través de sus aspectos de nutrición y de desgaste, los opuestos (abuelos) se relacionan de una forma bien distinta: lo hacen controlando a su contrario, es decir estableciendo relaciones bipolares entre ellos. Asi:

1.-El fuego controla el metal (la alegría controla la pena , embriagado en lugar de apenado)
2.-El metal controla la madera. (la pena controla la ira, triste en lugar de rabioso)
3.-La madera controla la tierra (La ira controla la reflexión, pensar antes de hacer)
4.-La Tierra controla el agua. (La reflexion controla el miedo, escuchar al otro tiene efectos antimiedo)
5.- El agua controla el fuego (el miedo controla la alegria, sin comentarios)

De estas cinco polaridades la que es más proxima a nuestros modelos explicativos es la primera, es decir el par alegria-pena, sin embargo el resto son bastante desconocidos para nosotros si descontamos la relación entre pena y rabia que sabemos bien que son dos emociones que se relevan en algunos de nuestros pacientes que presentan patologias de la pena (depresiones) cuando en realidad están profundamente airados o enfadados por alguna razón. Entendamos pues que el termino “controla” es algo asi como un eje de retroalimentación de ida y vuelta (bidireccional) entre emociones que son facilmente intercambiables a través del aprendizaje precoz, es decir aquellos aprendizajes que se realizan a través de condicionamientos simples y precoces (arcos reflejos) y que por tanto van a perdurar toda la vida.


Cada una de estas emociones tiene un nombre cuando se presentan en estado patológico, entendiendo la patologia como su exceso o defecto, asi:

1.-La alegria patológica es euforia o exceso de seriedad.
2.-La reflexión patologica es obsesividad y perfeccionismo.
3.-La pena patológica es la melancolía clásica o la depresión.
4.-El miedo patológico es pánico.
5.-La ira excesiva es violencia o cólera.

Visto en términos de psicopatología ya podemos entender las mismas correspondencias:
1.-La euforia controla la melancolía o dicho de una manera más psicológica: la manía es una defensa contra la depresión
2.- La melancolía controla la ira o bien: la depresión es rabia reprimida.
3.- La cólera controla la reflexión excesiva (las conocida agresividad latente de los obsesivos)
4.–La obsesividad controla el pánico ( el conocido efecto antipánico de las ideas y de las perchas cognitivas). La obsesión es la máscara del miedo.
5.- El pánico controla la euforia (el conocido efecto antipánico del alcohol o las drogas euforizantes)

Cuando vemos a un enfermo es el diagnóstico, es decir qué es lo que hay enfermo en él, cual es la emoción primaria que enfermó. Nótese que aunque la sintomatología que presenta un enfermo puede ser melancólica (pulmón, pena) no necesarimante su patologia procederá de este sistema sino de cualquier otro relacionado con él, puede que sea el abuelo quien lo enfermara (Fuego, alegria), puede que fuera el déficit de la madre (Tierra, reflexión) o puede que fuera el elemento agua (miedo, riñón) quien lo agotara en su función. Lo cual nos vuelve a introducir en una vieja máxima que aprendí mientras estudiaba psicoanálisis y que dice que las enfermedades son o bien el producto de una carencia o de una toxicidad. En cualquier caso de un desequilibrio o disarmonía entre los cinco elementos.

¿Cómo podemos saber cual es la emoción primaria que enfermó?
Nótese que a cada elemento corresponde también un órgano de los sentidos y un sabor:
1.- Metal, olfato, picante.
2.-Agua, oido, salado.
3.-Madera, vista, ácido.
4.-Fuego, tacto, amargo.
5.- Tierra, gusto, dulce.

La mejor forma y más directa de averiguar cual es el elemento enfermo primario es preguntar sobre cual es el canal de los sentidos preferido por el paciente, es decir aquel con el que disfruta más y mejor. Bien entendido que en ocasiones es bastante fácil porque casi siempre vamos a encontrar un déficit (por ejemplo un déficit visual o un deficit auditivo o una falta de fuerza subjetiva visual u auditiva) pero en otras ocasiones lo que vamos a encontrar es un exceso por ejemplo de olfato (hiperosmia). Naturalmente el déficit no tiene porque ser objetivo y basta con un déficit simbólico, asi hay muchas personas que no escuchan (y por tanto no oyen), este tipo de personas es como si estuvieran sordos y deben ser considerados energéticamente sordos, afectando al elemento Agua, no escuchan porque tiene demasiado miedo.
Y estas personas que no escuchan son precisamente aquellos que presentan disfunciones sociales o presentan sintomas de agresividad, hiperactividad o disforia con un predominio de la ira expresada que procede del miedo (Agua en déficit o Fuego en exceso)

Lo importante es nutrir aquello que se encuentre en déficit, y esto puede lograrse de forma directa (nutriendo directamente el déficit primario) o bien bloqueando aquello que está intoxicando el elemento o emoción ad hoc. teniendo en cuenta que la salud consiste en restablecer el equilibrio perdido entre fuerzas elementales y que cada persona tiene unas características que le hacen especial, devolver la salud es devolverle al individuo la capacidad de lidiar con sus emociones primarias sin necesidad de desviarlas a un elemento que no es suyo, a un lugar o espacio que es de otro.

Teniendo en cuenta que el aprendizaje emocional es precoz y que casi siempre se establece en nuestra primera infancia a través de reflejos condicionados (sin critica racional) y de imitaciones parentales es necesario recordar que nuestras emociones suelen ser calcos o borradores de las emociones de nuestros padres y que aprendermos con ellos nuestras modalidades, es decir la forma en que expresaremos esas mismas emociones toda nuestra vida hasta que aprendamos (en el mejor de los casos) estrategias para minimizarlas.

Significa que el miedo de un niño es el miedo que aprendió de su padre o madre, pero la forma (modalidad) en que expresará ese miedo tendrá que ver con su especial idiosincrasia y no tanto con la modalidad parental. Asi un niño puede expresar sus miedo al abandono a través de la pelea, mientras que su madre lo puede estar expresando con una enfermedad crónica de la piel.


Trabajar con las emociones significa reconocer las emociones como genuinas y usar los mecanismos de entrada sensorial para sanarlas, no solamente a través de las palabras como hacemos en las terapias convencionales sino muchas veces a través de los organos de los sentidos, el uso del color, la rehabilitación del gusto, la acupuntura, la MTC (medicina tradicional china) y la homeopatia por citar solo algunas de las más conocidas.


http://saikualternativo.blogspot.com.ar/

Siete alimentos que rejuvenecen y revierten los efectos asociados a la edad



Si quieres rejuvenecer con tu dieta, recuerda consumir habitualmente estos alimentos, cuyas propiedades y nutrientes contribuyen a revertir los efectos de la edad.

Tomates. El licopeno, un antioxidante que puede combatir la acción de los radicales libres, es un componente importante del tomate, lo que explica también su capacidad de protección frente algunos tumores, entre ellos el de pulmón.

Berza o col rizada. Es una gran fuente de vitamina K, un nutriente que protege contra las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis. Además, contiene altos niveles de fibra, lo cual es útil para reducir las cifras de presión arterial y los niveles de colesterol.

Berenjenas. El color de su piel es un signo de su poder antioxidante, concentrado en un compuesto llamado nasunin que ayuda a prevenir la proliferación de células cancerígenas. Las investigaciones han demostrado que este compuesto ralentiza el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer porque previene la formación de radicales libres en las neurona dañadas.

Pimiento rojo. Es un gran estimulante del sistema inmunológico. Casi un 60 por ciento de su contenido es vitamina C, lo cual desencadena la producción de glóbulos blancos, unas células claves en la lucha contra los gérmenes y las bacterias. Además, la abundancia de vitamina C disminuye la profundidad de las arrugas y aumenta la producción de colágeno. Todo lo cual contribuye a que la piel luzca más joven. 

Moras. Entre sus componentes se encuentra en alta concentración un flavonoide que parece bloquear una enzima que interviene en la formación de coágulos, lo cual reduce el riesgo de sufrir un infarto cerebral o un ataque al corazón, según un estudio realizado en 2012 en la Escuela de Medicina de Harvard

Albahaca. Sus propiedades medicinales vienen del antioxidante eugenol. Estudio recientes han demostrado que este componente podría desplegar una actividad anticancerígena en tumores cervicales provocando que las células del tumor se autodestruyan.

Coles de Bruselas. Naturalmente nuestra células están equipadas con genes que muestran actividad supresora de los tumores. El sulfuro, uno de los componentes de esta verdura presta ayuda a estos genes porque bloquea las enzimas que intervienen en el crecimiento del tumor. Además, el sulfuro tiene un rol clave en el tratamiento de la artritis reumatoide porque reduce la inflamación.


http://saikumisterios.blogspot.com.ar/